domingo, 28 de diciembre de 2014

CARTA A MI TUTOR.

Querido Tutor.

  Sé que ya ha pasado algún tiempo desde nuestro último mensaje y las razones son más que evidentes, por fin he aceptado a un nuevo Amo, sin embargo no quería dejar esta relación así. Me he decidido por su compatriota, aún no hemos podido sesionar porque estamos esperando los resultados de laboratorio , como Vd. mismo me enseñó: el que antes de comenzar una relación es sensato que ambos pasemos por un análisis de E.T.S (Enfermedades de Transmisión Sexual).

  Ante todo quiero agradecerle infinitamente la paciencia y dedicación que me ha mostrado porque hoy, gracias a usted comienzo a dar mis primeros pasos como sumisa en tiempo real, porque sin su apoyo ya habría cometido algunas tonterías de las que seguramente me habría arrepentido y me habrían hecho alejarme de este mundo.
  
 Sé que sonará extremadamente cursi, pero al escribir estas palabras, me saltan las lágrimas a los ojos y siento ese nudo en la garganta que se me hace cada vez que he de concluir con algo hermoso, gracias Mi Señor, por ayudarme a crecer como persona, como mujer, por crearme como sumisa y por alentarme a ser Dómina, en conclusión, por confiar en mí, en esta, que por un tiempo ha sido su humilde perra, que anhela algún día poder agradecer en persona todo su esfuerzo, jamás creí poder encariñarme tanto con alguien a quien traté con tanta distancia de por medio y que a pesar de  esa distancia se ganó mi respeto, admiración, devoción, cariño y sobre todo: confianza.

  Mi Señor, ojalá que su luz siga guiando a más novatas como yo, porque con una guía tan firme y sólida el BDSM se fortalece, así como Vd. me ha fortalecido a mí, gracias por todas sus atenciones recuperé confianza en mí, me acepté como soy y lo que soy, que he fallado muchas veces y que lo seguiré haciendo, es cierto, pero siempre tendré tatuada en el alma su sello de Dominio, ahora Vd. forma parte de mí, sé que no soy más que otra que usted ha formado y que seguirá formando, que tal vez mañana se olvide de natalia, pero tenga por seguro que natalia nunca se olvidará de el Señor El Faro.

  En algún momento me había dicho que pronto volaría sola y en ese momento le pedí que por favor no me soltara aún, ahora, me siento segura de hacerlo, feliz de poder intentarlo y orgullosa de saber que lo que soy lo ha hecho su mano, haré todo lo posible para demostrar que fui digna de estar bajo su tutela y dentro de la medida de lo posible pondré su nick en alto. Mi Señor, las despedidas en verdad que no son lo mío, así que no diré adiós porque le he prometido que le seguiré enviando mis textos para que por favor me dé su opinión, en el blog usted sigue y seguirá siendo colaborador, así que puede acceder cuantas veces desee.

  Me habría gustado, en algún momento poder sesionar en persona con Vd. pero estoy tranquila y feliz de saber que cuenta con una persona maravillosa a su lado.

  En verdad creo que nunca sabrá qué tan orgullosa se siente esta perra de haber logrado que en algún momento Vd. me llamara su puta, su zorra, su perra masoquista........ su sumisa. ¡Qué honor poder decir y saber que Vd. me ha considerado como tal!

  Gracias nuevamente por hacerme despertar tantas cosas, por hacerme ver qué tan alejada estaba de mí, por miedo, por inseguridad, por falsos moralismos, por complejos estúpidos.

  Las palabras no podrán describir el mar de emociones que experimento y sé que Vd. merece mucho más que un simple texto, pero por favor, reciba cada palabra como muestra de humildad ante Vd.

  En verdad espero haber logrado que en algún momento Vd. se sintiera tan a gusto con mi sumisión como yo lo he estado con su Dominio, no lo podré olvidar.

  A sus pies, besando sus manos en muestra de agradecimiento, con las lágrimas en los ojos.
natalia.

  

  


2 comentarios:

El Faro dijo...

A un Dominante sano siempre le conmueve la devoción sincera que le profese una sumisa. Pero esta vez ha sido especialmente cierto, me has emocionado con tu carta, tutelada.

A mi memoria pasa como en una película, todo el largo proceso de tu tutoría: los comienzos llenos de dudas sobre tu auténtica tendencia, tu resistencia inicial a elegir un Amo que fuera tu pareja de por vida (decías encontrarte muy cómoda como tutelada), mi educación no sólo en el BDSM, sino también en otras áreas de tu vida y que siempre has recibido con entusiasmo. Luego te convencí para que abrieras tu blog, este blog maravilloso donde tan bien escribes y que siempre recomiendo a las sumisas que me piden dónde leer. Luego vinieron los primeros tropiezos con Dominantes que no te merecían, tus desilusiones superadas con tu esforzada voluntad y tu tesón, que al final ha dado sus frutos al encontrar un Dominante honesto y caballeroso que hoy es tu Amo.

Ahora a este Tutor no le queda más que hacer mutis por el foro, discretamente, dejando mi lugar al maravilloso Amo del que te has hecho merecedora.

Sabes no obstante, que siempre tendrás en mí el amigo al que acudir cuando lo necesites.

Un abrazo muy grande para ti, con el permiso de tu Amo.

Natalia Estrada dijo...

Mi querido Tutor.

Cuando comencé por este camino lleno de dudas busqué mucho antes de decidirme a elegir a quién acercarme a preguntar, hoy, me siento orgullosa y feliz de haber tomado la mejor decisión, obviamente al dar mis primeros pasos no tenía la más mínima idea de el gran hombre al que le abría mi ser y poco a poco me he dado cuenta de la importancia que Vd. tiene en este mundo, jamás le he mentido y haber recorrido el inicio de este camino de su mano es de las experiencias más gratificantes, valiosas y con una enseñanza inigualable, ojalá que quienes decidan comenzar a descubrirse en este medio tengan una guía tan maravillosa como la suya. Siempre le estaré agradecida por todo lo que ha hecho por mí. Su abrazo lo recibo con el cariño que Vd. se ha ganado y con el permiso de Mi Señor, beso sus manos en muestra de agradecimiento. natalia.