miércoles, 31 de diciembre de 2014

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE UNA AUTOESTIMA ALTA DENTRO DE LAS RELACIONES BDSM?



En el tiempo que llevo explorando y conociendo este maravilloso mundo me he encontrado con la creencia un poco frecuente de las personas que se van introduciendo, que el rol sumiso tiende a tener una autoestima baja y que toman el rol como tabla de salvación, así que ese tipo de ideas me dio en qué pensar, pues ya que he adoptado este rol y no me considero una persona con una autoestima baja, así que me di a la tarea de investigar un poco y exponer el por qué considero que es importante contar con una alta autoestima dentro de la sumisión BDSM.

Comenzaré por compartir las definiciones que considero importantes para establecer el tema como son: autoestima, autoestima baja y sumisión.

Autoestima. Significa valoración de sí mismo, la cual puede ser alto o baja en diferentes casos y aspectos.

  Uno de los problemas psicológicos más importantes en México y otros países similares es la gran cantidad de personas con baja autoestima. Esta situación les hace padecer inseguridad, nerviosismo, torpeza, preocupaciones exageradas, poca o nula iniciativa, envidia, celos, conflictos con los demás, hasta problemas de salud física derivados de los elementos anteriores.

Autoestima colectiva y autoestima personal. Uno de los elemntos que influyen más en la forma en cómo cada quien se percibe es la sensación  de pertenencia a grupos, instituciones o clases sociales respecto a los cuales tiene un determinado sentimiento ya sea de admiración o desprecio. Quien se siente perteneciente a un grupo, institución o clase que valora mucho se siente orgulloso de si mismo, mientras que se autodesprecia quien se siente parte de una colectividad devaluada. La pareja, la familia, el equipo, el centro de trabajo, la comunidad, el país y la humanidad son entidades colectivas cuya valoración o desvaloración afectará, para bien o para mal, a la autoestima de sus miembros.

  Una persona que se aleja o se aísla durante períodos prolongados se desorienta respecto a sí mismo y la vida va perdiendo sentido.

  La sensación de amar y ser amado, la integración afectiva, es algo básico para que cada quien se ame a sí mismo y tenga  una elevada autoestima, para que le encuentre sentido a sus esfuerzos y gustos a la vida.

  Los sentimientos que se presentan en las personas con una autoestima elevada son los siguientes:

- Sentirse útil
- Sentirse importante
- Sentirse inteligente
- Sentirse bello
- Sentirse fuerte
- Sentirse sano
- Sentirse admirado
- Sentirse querido
- Sentirse valiente
- Sentirse audaz
- Sentirse atractivo
- Sentirse aceptado
- Sentirse ingenioso
- Sentirse creativo
- Sentirse productivo
- Sentirse cómodo
- Sentirse tranquilo
- Sentirse diferente
- Sentirse exitoso
- Sentirse perseverante
- Sentirse orgulloso
- Sentirse hábil
- Sentirse necesario
- Sentirse sensual
- Sentirse sabio
- Sentirse afortunado
- Sentirse poderoso
- Sentirse dueño de sí mismo

.


  Estos sentimientos pueden presentarse en algunas áreas de actividad y no en otras.

  Cuanto mayores sean estos sentimientos y más áreas abarquen mayor será la autovaloración de la persona. Por el contrario, si no se presentan o se presentan con poca intensidad, la autoestima es baja.
En algunos casos la autoestima se vuelve fanática y la persona se adora a sí misma. Esta patología psicológica generalmente representa una sobrecompensación que en realidad encubre una baja autoestima. La persona se aferra a sentirse más que como antes de un cambio brusco en las relaciones afectivas que aparecían estables. Es una especie de venganza contra aquellos que repentinamente le devaluaron después de que supuestamente le valoraban mucho. También puede generase por el temor a perder la valoración a la que se está acostumbrado. Esto conlleva estrés y sufrimiento de dicha persona y de quienes le rodean derivando en dramáticas situaciones conforme la realidad externa se impone a la fantasía ególatra. Y lo que es peor: que la falta de objetividad en sus auténticas posibilidades pueden llevarle a situarse en un nivel de autoexigencia o realización para el que no está capacitado, con el consiguiente fracaso, lo que fácilmente puede inclinarlo al otro extremo: considerarse una persona inútil y nada valiosa (algo muy frecuente en este tipo de personalidades inestables).

La Baja autoestima se define como la dificultad que tiene la persona para sentirse valiosa en lo profundo de sí misma, y por tanto digna de ser amada por los demás.

Las personas con Autoestima Baja buscan, a veces sin ser muy conscientes de ello, la aprobación y el reconocimiento de los demás y suelen tener dificultad para ser ellas mismas y poder expresar con libertad aquello que piensan, sienten y necesitan en sus relaciones interpersonales, así como para poder decir “no” al otro sin sentirse mal por ello.

En ocasiones las personas que esconden en su interior sentimientos de Baja Autoestima, suelen ocultárselos a sí mismas mediante el uso de diferentes  mecanismos de defensa, (negación, intelectualización, fantasía, etcétera) incluso haber creado a su alrededor una coraza defensiva, para protegerse de la amenaza (a menudo fantaseada) frente a posibles rechazos sociales, incluso a críticas personales u opiniones que cuestionen sus creencias.

Las personas con Baja Autoestima suelen experimentar ansiedad ante situaciones de intimidad y afectivas. Esto de debe a la dificultad que experimentan a la hora de sentirse seguras y espontáneas en sus relaciones interpersonales.

  SUMISION. La palabra sumisión proviene etimológicamente del latín submissionis que hace referencia a la condición del sumiso o sometido. El vocablo está integrado por el prefijo "sub" = debajo y por "missus" = "mandado". La sumisión implica que alguien está bajo el poder de otro al que le debe obediencia incondicional.

SUMISION BDSM. Es cierto que las sumisas debemos obediencia a nuestro Amo, más no es una obediencia ciega, tonta, sin bases ni fundamentos, para llegar a este punto nosotros hemos pactado ya las reglas con las que nos conduciremos, ambas partes sabemos qué podemos o no hacer, la mayoría de nosotros, procuramos marcar en la play list todo aquello que nos gusta o no y en qué grado, hablamos mucho sobre cómo serán las cosas, en qué momentos estaremos dentro de rol y fuera de él, evaluamos continuamente la relación y mantenemos una vía de comunicación abierta así como la posibilidad de modificar las condiciones si algo no marcha bien.

  La palabra sumisión, generalmente tiene una connotación negativa pues marca una posición de inferioridad, de personas sin autoestima, es por ello que me he dado a la tarea de realizar este pequeño texto, definiendo cada término y dando una conclusión personal.
Entonces ¿por qué es importante tener una autoestima alta dentro de las relaciones BDSM?
Primero que nada, porque si no te respetas no lo hará nadie más por ti, es fácil toparnos a cada momento con pseudo Amos, (también hay pseudo sumisas, pero ese será otro tema), que buscan personas vulnerables para hacerse sus pajas mentales, así que bien, el hecho de que a nuestro Dominantes les plazca llamarnos de cierta forma (puta, perra, zorra, golfa) no quiere decir que nosotras lo tomemos tal cual, no en el contexto ofensivo, a mí, en lo particular, mi Tutor me explicó que es bueno para la relación D/s que nos esforzáramos en ser las putas de nuestros Amos, pero no en el contexto de retribución  económica, sino en el de que debo liberarme de mis complejos absurdos y así disfrutar mi sexualidad sin miedo ni represiones, es decir, soy puta en el sentido sexual, no en el ofensivo. Así pues, no permito que cualquiera venga y me espete en la cara dicho mote, ni ese ni otro, ha sido un paso que aunque ya lo había manejado con mi Tutor con Mi Señor actual lo he hablado y hasta que no he aceptado que se me llame así lo ha respetado.
 Así también, una autoestima baja no te permitirá sentirte a gusto en ningún momento, siempre te sentirás inferior y poca cosa, aquí se trata de disfrutar ambas partes, es cierto que debemos como rol sumiso estar pendientes de la satisfacción de nuestro Amo o Señor y ello se logra porque como ya lo he dicho, hemos pactado lo que se permite o no y el rol Dominante se moverá en esos términos para lograrlo, el hecho de que adoptemos posturas, posiciones o protocolos no nos hace menos, yo, he decidido establecer mi lado sumiso porque gozo de la exigencia, procuro siempre ser mejor en todo, un poco de soberbia, lo sé, pero es por eso que me gusta este rol, porque a quien he elegido como Mi Señor ve en mí el potencial que tengo y me ayuda a superarme sin pretextos, sin excusas, estoy para ser mejor, quiero serlo y voy a serlo.
 Es importante que si bien no sabes lo que quieres tengas muy claro lo que NO quieres y lo que estás dispuesto a experimentar, no se trata de ir diciendo Sí a todo, habrá límites duros o inquebrantables y habrá otros flexibles, en los que decides que por el momento no, pero que existe la posibilidad de que más adelante lo intentes, intentar no es sinónimo de aceptar, si no es de tu agrado no y punto.
  Con una baja autoestima aunque sepas qué es lo que te gusta o no, jamás lo dirás por miedo al rechazo, al qué me dirá, al abandono y con esto, lo único que vas a lograr es sentirte mal porque no lo vas a disfrutar y por lo tanto el lado Dominante tampoco lo hará porque en tu actitud se refleja, lograrás tener una pésima experiencia porque no estás cómoda ni a gusto y si te involucras con un pseudo amo entrarás en una relación destructiva de la que difícilmente saldrás pues las personas con baja autoestima suelen crear una dependencia con aquello que las afecta.
  Para sentirme sumisa, debo tener los sentimientos de autoestima que menciona el texto, de lo contrario sólo seré un ser más, sin un propósito, sin un objetivo, no me llenará nada ni me sentiré feliz al realizar mi entrega, me gusta sentirme y saberme querida y deseada.
  Desde que asumí mi rol sumiso nunca me he sentido denigrada, devaluada ni mucho menos, muy al contrario, Mi Señor se ha ocupado de hacerme saber que soy como su tesoro (así me lo ha dicho él) el cual debe cuidar y proteger, me hace sentir plena, feliz, dichosa, es cierto que cuando fallo hay un castigo y eso es lo que me duele, saber que he hecho algo mal y que lo corregirá de una u otra forma y no será tan agradable, pero siempre he agradecido el castigo porque es muestra de su preocupación por mí, por mi superación.
  Al principio de la relación, cuando nos empezamos a conocer le pedí que no me dijera ningún tipo de halago, nunca me han gustado, y lo respetó, cuando decidimos empezar una relación D/s habló conmigo y me dijo que ese era un punto que quería cambiar, pues si estaba dispuesta a aceptar las humillaciones y los insultos (cosas que viniendo de Mi Señor me excitan bastante), también debía aceptar los halagos, ahora lo leo y me causa risa, porque por lo regular es al revés, primero aceptas los halagos y cuesta más un insulto o una humillación, creo que es de las cosas que más me ha costado aceptar, cada vez que me dice que le gusta cómo luzco o que le ha gustado algo que he hecho, se me hace un nudito en el estómago que me hace cierto malestar pero lo he ido asimilando, creo que empieza a gustarme, alguien me dijo que el hecho de que no aceptara los halagos era síntoma de una baja autoestima, a mí, no me gustan porque me hacen estar en un estado de confort que no me permite lograr mis expectativas, en fin, poco a poco es algo que estoy aprendiendo a manejar.
 Y el punto más importante, si no estás consciente de cuánto vales ¿cómo esperas saber quién te merece?, no somos monedas de cambio que se dan a la primera, debes entender que estás poniendo en manos de otro ser el tuyo, que si no sabes valorarte te expones a recibir experiencias que no te dejarán satisfecho, que en vez de crecer te hundirás en tu propia lástima y en tu necesidad de intentar ser reconocida, así que antes de iniciar una relación, ya sea BDSM o vainilla, primero evalúa la relación que llevas contigo, fíjate qué tanto te conoces, qué tanto te valoras, cómo te sientes al estar en soledad, ¿lo disfrutas, puedes estarlo sin desesperarte?, sabes qué te gusta, qué no, cómo te has sentido, ¿sabes decir NO sin sentirte culpable?, ¿te has puesto a pensar en cómo tomarías alguno de los motes que Tu señor decida darte, cómo reaccionarás ante una humillación pública o privada si lo has aceptado?, ¿cómo te sentirás ante eso?, una autoevaluación siempre es buena antes de comenzar cualquier relación, así que antes de tomar una decisión, tómate el tiempo necesario para saber qué es lo que buscas, así te evitarás tragos amargos.

  Espero que este texto haya sido de ayuda para saber por qué es importante una autoestima alta dentro del BDSM. Dejo el link de las páginas en las que me he apoyado para realizar este texto.

 


2 comentarios:

JADE dijo...

Excelente post, permíteme felicitarte por la calidad de información que estas entregando. Esto es e real sentido del BDSM.

Jade D. dijo...

Excelente post, permíteme felicitarte por la calidad de información que estas entregando. Esto es e real sentido del BDSM.